Menú principal

Aumenta la inversión privada en I+D

inversión en I+D

La inversión en I+D ha resultado gravemente perjudicada por la crisis económica. Que las administraciones públicas han recortado, de forma significativa, las partidas destinadas a los proyectos de investigación y desarrollo es un hecho fuera de toda duda. Tanto es así, que la inversión privada ha superado a la pública. En concreto, las entidades particulares invirtieron 6.107 millones de euros durante 2013, mientras que los organismos locales, autonómicos y estatales menguaron la partida de I+D hasta los 5.947 millones. Es decir, que el 46,3% de los fondos dedicados a la innovación procedieron del sector privado.

Desde el ámbito público, llegó el 45,7% del dinero, en especial desde las universidades, que parecen más implicadas en desarrollar este tipo de proyectos que la Administración. El 7,4% restante, que equivale a alrededor de 958 millones de euros, emanó de otros países, bien fuera por parte de inversionistas como de montantes otorgados por la Unión Europea (http://europa.eu/index_es.htm). Y es que parece que, más allá de nuestras fronteras, existe más confianza en España que dentro de nuestro territorio. De hecho, desde 2008, el dinero procedente del extranjero ha aumentado un 14%.

Merma en las pymes

Las empresas de pequeño y mediano tamaño son aquellas que más sufrieron la caída de la inversión en I+D. Las compañías de este sector que tenían en plantilla menos de 50 trabajadores experimentaron una caída del 44,2%. Por su parte, las firmas de entre medio centenar y 249 empleados sufrieron un bajón del 22,6%. Las repercusiones negativas también alcanzaron a las empresas de mayor tamaño, aunque en menor medida. Aquellas que contaban con más de 250 empleados, cayeron un 16,5%.

Este panorama desalentador preocupa mucho a los expertos en economía porque, a buen seguro, será un enorme lastre para la expansión de las empresas españolas. Sólo hay 10.000 compañías que se dedican al I+D de los casi tres millones que hay registradas en este país. Por áreas de actividad, el sector automovilístico, las telecomunicaciones y la industria farmacéutica son las que más fondos destinan a los proyectos de investigación y desarrollo.

Pese al aumento de la inversión en I+D por parte del ámbito privado, la mayor parte de los profesionales de esta rama (un 64%, es decir, 78.314) desarrollaban su trabajo en organismos públicos. El grueso de los empleados que trabajaban en empresas de I+D durante 2013 efectuaba labores relacionadas con la investigación. Esperemos que el panorama económico mejore y se recupere la inversión en investigación y desarrollo, de modo que las compañías españolas ganen en competitividad.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>