Menú principal

Cae la morosidad con las entidades financieras

morosidad

Tanto la morosidad con las entidades financieras como la tasa de efectos impagados baja en España en este inicio de año. Un dato que, pese a la aún negativa coyuntura económica, invita a algunos analistas a expresar un cierto optimismo.

Según ha comunicado el Banco de España, la morosidad de los créditos concedidos por las entidades financieras descendió hasta los 193.000 millones de euros, alcanzando al 13,4% de los créditos. Esto representa un cierto alivio, tras el máximo histórico que se alcanzó en este apartado el pasado mes de diciembre.

Tras tres meses consecutivos de caídas en el índice de morosidad, los expertos consideran que es bastante probable que no se vuelva a establecer una línea ascendente. La segunda mitad del año y el principio del 2015, según los analistas, marcará la senda de la estabilización de este indicador.

Otros expertos han puesto el acento negativo, sin embargo, en un elemento que puede contribuir a formar ciertas dudas en referencia a la morosidad y su evolución en los próximos meses. Y es que hay que considerar el hecho, analizando los últimos datos de la Encuesta de Población Activa, que en España hay alrededor de cuatro millones de parados que no reciben ninguna clase de prestación. De hecho, se estima que el número de hogares en los que ninguno de sus miembros tiene ingresos se acerca de manera peligrosa a los 750.000 en nuestro país.

De acuerdo con los datos manejados por el regulador del sistema bancario nacional, la cartera crediticia total también experimentó en marzo una reducción, hasta 1,44 billones de euros, desde los 1,453 billones registrados el mes anterior.

El segmento inmobiliario es uno de los que ha manifestado y ejemplificado a la perfección el escenario de morosidad de particulares y familias que ha caracterizado a la economía nacional en los últimos años. En este sentido, el año pasado las entidades financieras se quedaron con unas 50.000 viviendas y, todavía, se considera que hay alrededor de 80.000 millones de euros en activos inmobiliarios pendientes de gestión por parte de la banca española.

Esta nota del Banco de España se une a la buena noticia que el Instituto Nacional de Estadística publicaba hace unos días. El importe de todas las compras realizadas a plazo por unidades familiares y compañías en España cayeron en marzo casi un 42% con respecto al mismo mes del año anterior. El importe medio de efectos impagados en el tercer mes del año 2014, último del que se han publicado registros, fue de alrededor de 225.000, lo que supone un descenso del 20,6%.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>