Menú principal

Claves de la inversión sostenible

inversion sostenible

Parece bastante evidente que la intención de los inversores a la hora de destinar parte de su patrimonio a una iniciativa o empresa es obtener beneficios. Pero, aunque sea una frase manida, el dinero no lo es todo en la vida. Ésta es, precisamente, la máxima de la inversión sostenible, una palabra aún desconocida para el gran público. En términos más precisos, reciben esta denominación las estrategias que, además de la rentabilidad, valoran otros aspectos (criterios medio ambientales y sociales, sobre todo).

En los últimos años, los inversionistas han dado una mayor importancia a las inversiones sostenibles. Según las estimaciones del instituto Morgan Stanley, el montante destinado a las inversiones que tienen implicaciones beneficiosas para el entorno y la sociedad. se ha duplicado en tan solo dos años hasta superar los 6,5 billones de dólares al cierre de 2014.

Demanda creciente

El interés por las inversiones sostenibles crece día a día. Tanto es así, que esta clase de activos ya es objeto de interés de los patrimonios más abultados. Y es que estas inversiones permiten diversificar una cartera, al conjugar las iniciativas financieras con los proyectos relacionados con la ecología y la responsabilidad social. De hecho, los expertos en este ámbito aseguran que uno de cada seis dólares presentes en los mercados sustentan inversiones de esta tipo.

Pero no sólo resultan ventajosas por sus repercusiones para la comunidad. Las compañías que otorgan relevancia a estas cuestiones dentro su manera de trabajar y su productividad son más susceptibles de permanecer en el mercado a largo plazo. Asimismo, estas empresas son más atractivas para los profesionales más cualificados, ya que tienen una mejor reputación.

20 empresas españolas

En el caso de España, una veintena de compañías se encuentran entre las más reconocidas desde el punto de vista de la inversión sostenible, según los parámetros establecidos por RobecoSAM (http://www.robecosam.com/). Entre ellas, destaca Gas Natural Fenosa, que se sitúa por encima del resto por sus esfuerzos para proteger el medio ambiente. Enagás, Repsol, Iberdrola y Agbar son otras compañías que consiguen una buena calificación.

El podio de empresas españolas propicias para las inversiones sostenibles se completa con Endesa, Abertis, Banco Santander, Telefónica, Ferrovial y Amadeus. Las previsiones apuntan a que la tendencia seguirá en alza durante los próximos años, sobre todo porque estas compañías son vistas con buenos ojos por las generaciones más jóvenes.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>