Menú principal

Crece la inversión empresarial en el mercado inmobiliario

mercado inmobiliario

El sector inmobiliario es uno de los que se ha visto más afectado por la crisis y, paralelamente. Un segmento tradicionalmente dependiente de la inversión particular ha sufrido como pocos desde el momento que las economías domésticas han visto sus ingresos comprometidos. Es por eso que, como suele decirse, a “río revuelto, ganancia de pescadores”. En este caso, los “pescadores” no son otros que los gestores de las empresas españolas, que ven en el mercado inmobiliario un buen foco para la inversión, incluso en estos momentos.

Los registradores de la propiedad son uno de los colectivos profesionales que pueden ofrecer una mejor idea de lo que se mueve en el apartado de la inversión inmobiliaria, así como en el terreno de la compraventa.

De acuerdo con el colegio oficial de Registradores de España el peso de las empresas en el sector del ‘ladrillo’ está creciendo y se está haciendo determinante para que la caída de ventas en este apartado, hasta hace no tantos años fundamental para la economía española, se atenúe.

Y es que analizando los datos del último estudio de coyuntura sectorial publicado por esta entidad se pone de manifiesto que la adquisición de viviendas por parte de las empresas en el 2013 fueron casi el 22% del total. Hay que tener en cuenta que en el año 2007, justo un año antes de que la crisis económica comenzara a golpear con más fuerza en nuestro país, el peso de las personas jurídicas en las transacciones inmobiliarias totales apenas superaba el 5%.

En ese mismo periodo, el peso de los particulares en el terreno de la compra y venta de pisos y activos inmobiliarios se ha reducido 16 puntos porcentuales. De acuerdo con el Colegio de Registradores de la Propiedad, Canarias, La Rioja y Cataluña son las Comunidades Autónomas en las que la actividad de las compañías en el segmento del ‘ladrillo’ es más importante.

Tamaño de las viviendas

Las viviendas que se compran en nuestro país son, en un 80%, las que se mueven en el entorno de los 60 y 80 m2 de superficie. Tanto particulares como empresas se decantan, pues, por viviendas de un tamaño medio-grande.

Y es que el escenario de caída de los precios ha supuesto que el apartado inmobiliario se haya convertido en un objetivo estratégico para las compañías y fondos de inversión que han logrado disponer de liquidez en una coyuntura tan negativa.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>