Menú principal

Errores más habituales en una entrevista de trabajo

errores en las entrevistas de trabajo

Las entrevistas laborales forman parte del proceso obligatorio para toda empresa que necesite contratar nuevos trabajadores. Es uno de los momentos en los que más tensión y nervios pueden tener los solicitantes de empleo y donde más errores se cometen, pudiendo ser decisivo para que el encargado de selección de personal dé el visto bueno o rechace la propuesta.

Errores más comunes en una entrevista de trabajo

Siempre es recomendable conocer un poco la idiosincrasia de la empresa a la que se va a pedir trabajo y la indumentaria debe ir acorde con la misma. Un error es llevar una mala elección de ropa. Ir de sport no es serio, aunque no sea mala ropa, pero se va a pedir trabajo, por tanto, hay que ir correctamente vestidos, se pueden ganar puntos en este aspecto.

La improvisación es una mala aliada para los entrevistados, por ello hay que preparar una y otra vez la entrevista. Los nervios pueden jugar una mala pasada y la improvisación puede ser el motivo para rechazar la solicitud.

Ser impuntual es una de las peores tarjetas de presentación y el “no” está casi asegurado. Es algo a lo que muchas personas tienden a hacer pensando que habrá más gente antes que estará realizando la entrevista. No se puede dar nada por sentado y siempre es mejor llegar 10 minutos antes que 10 más tarde.

Los entrevistadores están acostumbrados a hacer esta clase de trabajo y saben cuándo se les está dando coba. No hay que decir lo que el entrevistador quiere oír ni tampoco lo buena que es su empresa, porque ya lo sabrá. Decir eso hará que perdamos naturalidad y que tengamos un discurso forzado y demasiado manido.

Exagerar en la formación o experiencia laboral es otra de las tendencias de muchos solicitantes de trabajo. Puede impresionar al principio pero eso es algo que tarde o temprano se sabe. Además, un buen responsable de recursos humanos no dudará en comprobar la veracidad del CV.

Mentir es dar la peor imagen que se pueda proporcionar y que se muestre que el CV ha sido engordado es prácticamente un “no” por respuesta.

Hablar mal del antiguo trabajo o los jefes es otra de las tendencias de muchos trabajadores. Da una mala impresión al entrevistador, sobre todo porque puede pensar que el culpable de los problemas es la propia persona.

Muchas personas se quedan completamente calladas cuando el entrevistador pregunta, eso es mostrar poca motivación. No es cuestión de interrumpir todo el tiempo, pero sí mostrar interés y motivación con alguna pregunta precisa. En la mayoría de los casos se hacen preguntas de más.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>