Menú principal

La bolsa es un asunto de familia

bolsa

Pese a que la crisis haya hecho que la cotización de las empresas en la bolsa española se haya resentido, aún son muchos los inversores familiares y particulares que ven en los mercados una manera inmejorable para sacar el máximo partido a sus ahorros. Se ha convertido, por así decirlo, en un ‘asunto de familia’, que diría Don Vito Corleone.

De acuerdo con los datos publicados por la Bolsa de Madrid, a cierre del pasado ejercicio,  la cuarta parte de las acciones de las empresas cotizadas en España están en manos de familias. Los inversores no residentes cuentan con el 41% de los títulos y son los principales inversores en el parqué español. Los inversores extranjeros tienen títulos en la bolsa española por valor de 240.000 millones, mientras que los inversores individuales y familias cuentan con acciones valoradas en 140.000 millones.

Las acciones cotizadas suponen, pues, una herramienta preponderante de ahorro para las familias españolas. En este sentido, esta manera de invertir ya supera a los fondos de inversión, que se habían mantenido en una posición de liderazgo durante más de dos décadas. Al menos, así ha sido hasta el año 2011.

Las administraciones públicas sitúan su participación en las empresas cotizadas de España en el 2,3%. La participación de Bancos y Cajas de Ahorro privadas en los parqués españoles se fija en el 5,1%, mínimo histórico que muestra tanto el efecto de la crisis como el impacto del proceso de reestructuración que ha experimentado el sector financiero.

Las empresas no financieras son el tercer grupo de propietarios de acciones de empresas cotizadas con el 19% de cuota, una tasa que, sin embargo, es la más baja de los últimos 13 años. Según lo publicado por Bolsa de Madrid, en un reciente informe de la Comisión Europea se cifraba la participación de las familias en la bolsa en un 26,1%, mientras que ese porcentaje medio para las familias europeas se sitúa en el 11%.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores destaca que el perfil del inversor en España de tipo particular es preminentemente conservador. En el capítulo de los particulares, los inversores destinan cerca de un 7% de su ahorro a la bolsa. En este sentido, los valores españoles son los que dominarían las preferencias de los inversores particulares, que encuentran en los mercados una manera de recibir rentabilidad relativamente estable a largo plazo, sin demasiados riesgos aparejados.

El plazo medio de permanencia de una inversión particular en España es, de acuerdo con las estimaciones de los expertos, de unos tres años.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>