Menú principal

La inversión en capital riesgo se estanca

inversión en capital riesgo

La inversión en capital riesgo sigue experimentando en España su particular via crucis. El objeto de las compañías que se dedican a esta actividad inversora es hacerse con participaciones temporales en empresas que no cotizan en bolsa y que se engloban en actividades de las consideradas ‘dinámicas’. La finalidad es que las compañías participadas puedan incrementar su valor y, pasado el tiempo estipulado, el fondo pueda retirarse logrando un beneficio económico, ya sea por haberla vendido a un inversor estratégico, a otro fondo de capital riesgo o por que la empresa haya procedido a la recompra de sus propias acciones…

Caída continuada de la inversión en capital riesgo

La Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo acaba de publicar su información sobre las cifras de inversión en capital riesgo en España en el año 2013. De acuerdo con los datos que maneja la asociación, después de un lustro de descensos, la inversión se contrajo nuevamente.

Las partidas de inversión destinadas a capital riesgo fueron en el año 2013 de 2.357, lo que representa una caída del 7,5%. Del mismo modo, 7,5 de cada 10 operaciones realizadas fueron pequeñas, es decir, con un presupuesto de menos de 1 millón de euros. En cuanto a la división sectorial de esta inversión, los segmentos de actividad que más volumen de inversión registraron fueron los de productos y servicios industriales, servicios financieros e informática. En lo que respecta a la captación de nuevos fondos, la cifra ascendió a 2.274 millones de euros.

La Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo valora como uno de los “datos más positivos” que anticipa un cambio de tendencia es el de las desinversiones, con un volumen anual de 1.564 millones de euros, con un crecimiento del 20% con respecto al año anterior.

Entre 3 y 7 años de permanencia

En España, las entidades de capital riesgo están reguladas por la ley 25/2005, de 24 de noviembre. De acuerdo con los datos que manejan entidades como la escuela de negocios Esade, el periodo medio de permanencia de los fondos de Capital Riesgo en las empresas españolas es de entre tres y siete años, aunque en algunos casos, los menos, se puede alcanzar una década.

Ante la gravedad para una empresa que una pronta desinversión del fondo podría suponer, desde Esade se recomienda contar con la ayuda de asesores especializados en este tipo de operaciones para la búsqueda del fondo más adecuado.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>