Menú principal

Los 3 errores de inversión más ruinosos

los 3 errores de inversión más ruinosos

La oportunidad, estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, resulta clave para que la inversión de una empresa sea exitosa. También hay que tener algo de suerte y saber mirar hacia el futuro, de manera que los árboles no nos impidan ver el bosque. Algunas empresas lo han hecho y otras, por el contrario, aún están lamentándose por no haber realizado ciertas apuestas de inversión en su momento. Hoy te queremos mostrar cuáles han sido los 3 errores de inversión y marketing más ruinosos de la historia.

El fabuloso error de Decca

En el año 1961, John Lennon, Paul McCartney, Ringo Starr y George Harrison aún estaban lejos de convertirse en los Fab 4 (los 4 fabulosos) de Liverpool. En aquella época sólo eran un grupo de pop inglés más, fuertemente influenciado por Eddie Cochran o Chuck Berry. El 1 de enero de 1962, Brian Epstein, manager de los Beatles, organizó una audición para Decca, en la que el grupo tocó 15 temas (la mayoría versiones) para la cúpula de la discográfica. Finalmente, Decca optó por no contratar a los Beatles y, en su lugar, se decantó por los Tremeloes.

El batacazo de la New Coke

A principios de los 80 parecía que Coca Cola no podía fallar. Su departamento de marketing y su agresiva estrategia comercial había conseguido que la lata roja y blanca apareciera descaradamente en series de TV, películas de éxito, anuncios, marquesinas publicitarias gigantescas… prácticamente Coca Cola era sinónimo de ‘refresco’ en el imaginario colectivo. Y, entonces, llegó la New Coke. Para dar un empuje a sus, si bien es cierto, menores ventas domésticas por la competencia de la Pepsi, la compañía lanzó a bombo y platillo la reformulación de la Coca Cola, bajo el nombre de New Coke. La nueva Coca Cola, con un sabor más dulce, fue apaleada por el público, hasta tal punto que la firma tuvo que echar marcha atrás y volver a comercializar la Coca Cola clásica (junto a la nueva, eso sí). En la empresa no se tuvo en cuenta el alto índice de rechazo en los tests ‘a ciegas’ de los consumidores previos al lanzamiento.

El peor videojuego de la historia

Atari, para aprovecharse del monumental éxito de la película ET el Extraterrestre, puso toda la carne en el asador para hacerse con los derechos de creación de un videojuego sobre el entrañable y marrón alienígena. En julio de 1982 concluyeron las negociaciones con la productora de Steven Spielberg y el proyecto tenía luz verde. Sin embargo, desde Atari se consideraba clave que el cartucho saliera a la venta durante la campaña de navidad, es decir, sólo 4 meses después.

El resultado fue que el equipo de programación, liderado por Howard Scott Warshaw, apenas tuvo tiempo de trabajar en el producto, que se lanzó al mercado con innumerables fallos de diseño y desarrollo, una historia poco trabajada, nula jugabilidad y una calidad gráfica más que discutible para la época.  Lo que ocurrió después es conocido. Las ventas no funcionaron y las devoluciones del videojuego se contaron por decenas de miles. Atari tuvo que proceder, literalmente, al entierro de millones de cartuchos devueltos o sin vender del maldito videojuego en el desierto de Alamogordo, Nuevo México.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>