Menú principal

¿Qué son los préstamos P2P?

préstamos P2P

Los préstamos P2P son una alternativa a las modalidades de inversión habituales. Las siglas hacen referencia a Peer to peer, que se traduce como de persona a persona. Y es que éste es el eje de su funcionamiento. Por un lado, entran en juego los clientes que tienen necesidad de un crédito y, por el otro, los que quieren invertir sus ahorros en un producto financiero ventajoso. Ambos tipos de usuarios de los préstamos P2P se ponen en contacto mediante plataformas online habilitadas para ello.

El mecanismo es muy sencillo. Los clientes que solicitan dinero cuentan su caso, de forma anónima, en estas webs. Los fondos pueden requerirse para llevar a cabo diferentes proyectos, desde levantar una empresa hasta reformar una vivienda. De esta manera, los posibles inversores pueden seleccionar la iniciativa que prefieran. Es fundamental, además, que los interesados en recibir dinero ofrezcan toda clase de información acerca de su estatus financiero. Estos datos, así como los relacionados con el préstamo (montante, plazo e interés), se mostrarán en la web P2P.

Interés entre el 5% y el 15%

Los préstamos que conceden particulares a través de este tipo de plataformas virtuales se sitúan entre el 5% y el 15%. Lo que significa que pueden suponer menos carga que si se solicitan a un banco. Por supuesto, son mucho más asequibles que recurrir al capital privado, ya que los préstamos rápidos pueden sobrepasar el 2.000% TAE. Respecto al importe, los clientes de estas webs pueden solicitar créditos de entre 600 y 100.000 euros. No obstante, las cantidades mínimas y máximas varían en función de cada empresa.

Por ejemplo, Lendico es una de las webs que da la posibilidad a sus clientes de solicitar cifras más altas (hasta 25.000 euros), mientras que Zank permite llegar a los 10.000 y Comunitae a los 8.000 euros. Por su parte, Arboribus está pensado sólo para empresas, que pueden solicitar préstamos de entre 10.000 y 100.000 euros. Respecto al plazo, estas plataformas obligan a devolver el crédito en un período máximo de entre 40 meses y cinco años.

El capital depositado por los inversores no se dedica a un único proyecto, sino que se reparte entre varios. De esta forma, el riesgo de que el usuario no devuelva la cantidad es mínimo. Por lo general, se trata de inversiones totalmente seguras, ya que las plataformas P2P hacen una serie de comprobaciones para asegurarse de que las iniciativas son viables y los clientes tienen la solvencia necesaria.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>