Menú principal

Tarjetas de crédito y débito, ¿cuál debo elegir?

elegir tarjeta de crédito o débito

Hoy en día el uso de tarjetas de crédito y de débito está a la orden del día y ambas pueden llevar consigo un montón de ventajas asociadas, pero también sus riesgos. ¿Qué clase de tarjeta es la que me conviene? Esa es una de las preguntas que se hacen muchas personas pero, no todo el mundo sabe exactamente cuáles son sus características, porque no, no son iguales aunque lo sean estéticamente.

Ambas son un estupendo medio de acceso hacia los recursos de nuestra cuenta de ahorro y donde nos reportan el estado de nuestra cuenta de manera mensual, nos permiten comprar en muchos negocios diferentes, evitando llevar dinero encima e incluso nos pueden llegar a adelantar dinero en caso de que haya que pagar una factura o la nómina se retrase, por ejemplo, pero en este caso solo con las tarjetas de crédito.

Con las de débito solamente podremos utilizar el dinero que tengamos dentro de nuestra cuenta corriente, nunca podremos usarlas para pagar algo cuando nuestro saldo está a cero o en números rojos en la cuenta bancaria.

Las tarjetas de débito son una buena idea para aquellas personas que no se controlan demasiado en cuanto a sus gastos. En este caso no habrá que pagar facturas que pagar después, tal como sucede en las tarjetas de crédito, las cuales tienen un límite asociado impuesto por la entidad bancaria que la ha expedido a tenor de nuestras necesidades o dependiendo también de la calidad como cliente que tengamos, es decir, nunca haber tenido descubiertos, contar con un buen historial crediticio, ingresos mensuales, etc.

Por su parte, elegir tarjetas de crédito nos da cierta seguridad, dado que al tener un colchón de dinero disponible, podremos hacer frente a un imprevisto, aunque pagar con tarjeta de crédito puede llegar a ser muy adictivo y puede acarrearnos más de una mala sorpresa a final de mes o cuando nos lleguen los recibos de la tarjeta.

Ambas tienen sus ventajas y desventajas, las cuáles debemos consultar con la entidad emisora. Además, hay que recordar que para usar la de débito solo hace falta ser mayor de 14 años, en caso de la tarjeta de crédito hay que ser mayor de edad.

Las comisiones también son algo que pueden llegar a tener en común, aunque las tarjetas de débito no suelen tener cuota de emisión ni tampoco cuota anual, aunque puede que algunas tengan estos gastos asociados pero son mínimos. Por su parte las tarjetas de crédito si tienen cuota de emisión y cuota anual.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>