Menú principal

Trucos para invertir en arte

invertir en arte

A la hora de realizar una inversión, la mayoría de los ciudadanos piensa en el ‘ladrillo’, los activos financieros o las divisas. Sin embargo, existen otras muchas opciones para sacar rentabilidad a tus fondos. Es el caso que hoy nos ocupa: invertir en arte. Los amantes de la pintura y la escultura con más recursos económicos suelen tratar de conseguir las obras más exclusivas para confeccionar una colección de alto valor.

Esta actividad se ha incrementado notablemente desde la década de los 80, cuando se produjo un auténtico despegue de las inversiones en piezas artísticas. Las obras de pintores de gran renombre alcanzan cantidades astronómicas en las subastas que se realizan en todo el mundo. Pablo Picasso, Jackson Pollock, Paul Cézanne y Vicent Van Gogh son algunos de los más cotizados en la actualidad.

Precisamente, el año pasado fue el mejor de la historia en este sector, puesto que las ventas en subasta sobrepasaron los 8.700 millones de euros, en opinión de la consultora Artprice. No obstante, invertir en arte no se restringe a los artistas más reconocidos. De hecho, es un mercado en el que participan cientos de miles de compradores que pertenecen a un rango económico más bajo. O lo que es lo mismo, el arte no es sólo para los ricos.

Apuesta rentable y segura

Si apuestas por invertir en arte, te beneficiarás de una opción segura con la que podrás obtener una buena rentabilidad. Y el paso del tiempo será tu aliado, ya que las obras se revalorizarán con los años. Sin duda, una de las mayores ventajas que tiene este tipo de inversión es la del enriquecimiento cultural. Y es que implica estar rodeado de objetos en los que se plasma la belleza y la inspiración. Piezas únicas diseñadas para hacer disfrutar y pensar a las personas que las contemplan.

Por este motivo, comprar arte contribuye a mejorar la imagen de una persona o una empresa. Aspectos a tener en cuenta, además de las ganancias que se generarán y las ventajas fiscales que conlleva la inversión en arte. Los expertos en esta materia recomiendan crear una colección que se caracterice por la diversidad. Por un lado, las obras de artistas consagrados ofrecen una gran seguridad, pero las piezas de los contemporáneos pueden aportar más beneficios con el paso del tiempo.

Con el estallido de la crisis económica, la inversión en arte se ha vuelto más atractiva, puesto que los precios de venta de las obras han bajado (hasta en un 70%) y apenas existe riesgo de que se deprecien con el tiempo, más bien todo lo contrario. Entre las desventajas de este tipo de inversión, podemos citar el problema de conservar las obras, que suelen ocupar mucho espacio y necesitan unas condiciones óptimas para no sufrir daños. Asimismo, es aconsejable contratar un seguro específico para dar cobertura a la colección porque la mayoría de los de hogar no la incluyen.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>